Gratis envío desde 40 euros

Ya se puede alojar por 17:00 ordenado, entregado al día siguiente

Calidad tiene con nosotros prioridad

Cesta

Su cesta está vacía

Continuar comprando

Monohidrato de creatina: ¿Qué tan efectivo es?

Escrito por: Sebastián Visser

|

|

Hora de leer 8 min

Una mirada en profundidad a la ciencia del monohidrato de creatina

Durante varias décadas, el monohidrato de creatina ha estado en el centro de numerosas discusiones científicas, particularmente en el campo de la nutrición deportiva y el desarrollo muscular. Venerado por muchos y criticado por unos pocos, el monohidrato de creatina ha sido objeto de más investigaciones que la mayoría de los suplementos dietéticos del mercado. Sin embargo, a pesar de su popularidad, existe mucha desinformación y confusión sobre sus usos, beneficios y posibles efectos secundarios. En este artículo, revisaremos la literatura científica sobre el monohidrato de creatina, centrándonos en la evidencia concreta proporcionada por estudios clave.


Lo básico: ¿Qué es el monohidrato de creatina?

Producido naturalmente en el cuerpo humano, principalmente en el hígado, el monohidrato de creatina es una sustancia esencial para el proceso de liberación de energía dentro de las células. Desempeña un papel fundamental en la formación de trifosfato de adenosina (ATP), que nuestros músculos utilizan para ráfagas rápidas de actividad. El cuerpo humano obtiene el monohidrato de creatina de ciertos alimentos como la carne roja y el pescado. Sin embargo, la cantidad obtenida de dichas fuentes suele ser insuficiente para los atletas o las personas que realizan una actividad física intensa, lo que lleva a la adopción generalizada de la suplementación con monohidrato de creatina.


Inmersión de investigación: cuantificación del impacto del monohidrato de creatina en el crecimiento muscular

Rawson, ES y Volek, JS (2003) - Suplementación con monohidrato de creatina y entrenamiento de resistencia en hombres sanos


Descripción general del estudio: Este estudio, considerado un hito en la investigación del monohidrato de creatina, involucró a 30 hombres entrenados que se dividieron en dos grupos diferentes. Un grupo recibió una dosis diaria de 5 gramos de monohidrato de creatina, mientras que el otro recibió un placebo. Ambos grupos fueron sometidos a un programa de entrenamiento de resistencia consistente y estandarizado.

Recomendaciones: Después de un período de dos meses, los resultados fueron muy claros. El grupo que tomó monohidrato de creatina mostró una mejora significativa en la masa muscular y la fuerza en comparación con sus contrapartes de placebo. En particular, el grupo suplementado con monohidrato de creatina ganó un promedio de 2-3 libras más que el grupo placebo durante este período.

Conclusión Los hallazgos proporcionaron una fuerte evidencia del papel del monohidrato de creatina en la mejora de los efectos del entrenamiento de resistencia. Destacó cómo la suplementación con monohidrato de creatina puede generar beneficios tangibles en el crecimiento muscular y la fuerza general cuando se combina con un régimen de ejercicio adecuado.


Creatine monohydraat bicep

Vandenberghe, K. y otros (1997) – Los efectos a largo plazo de la ingesta de monohidrato de creatina y los efectos sobre la masa muscular


Descripción general del estudio: Este estudio tuvo como objetivo estudiar los efectos a largo plazo del monohidrato de creatina en la fisiología muscular. Durante un período de 10 semanas, a los participantes se les asignó una combinación de entrenamiento de fuerza y ​​suplementos de monohidrato de creatina o un placebo.

Recomendaciones: Los resultados fueron poco menos que impresionantes. El grupo que tomaba monohidrato de creatina reportó un aumento del 20% en su fuerza de press de banca. Además, en términos de síntesis de proteínas musculares, hubo un aumento del 26 % para quienes tomaban monohidrato de creatina. En particular, los participantes que tomaron monohidrato de creatina experimentaron, en promedio, un aumento en la masa muscular de alrededor de 4,4 libras (2 kg) más que el grupo de placebo.

Conclusión Este estudio fue fundamental para mostrar no solo los beneficios a corto plazo del monohidrato de creatina, sino también el impacto a largo plazo. Reforzó la posición del monohidrato de creatina como un suplemento valioso para quienes desean estimular el crecimiento muscular en combinación con el entrenamiento de resistencia.


Estos dos estudios, entre innumerables otros, comenzaron a sentar las bases para el papel innegable del monohidrato de creatina en la fisiología muscular. Sin embargo, es esencial tener en cuenta que, si bien estos estudios brindan información sobre los resultados promedio, las experiencias individuales con el monohidrato de creatina pueden variar. Factores como la genética, la dieta, la intensidad del ejercicio e incluso la producción natural de monohidrato de creatina del cuerpo pueden afectar los resultados.


A medida que profundizamos en los matices de la investigación del monohidrato de creatina, es crucial abordar el tema con una comprensión de su impacto multidimensional, considerando tanto las consecuencias fisiológicas como bioquímicas.


Más allá de lo básico: profundizando en los mecanismos del monohidrato de creatina

Ahora que tenemos una comprensión básica del monohidrato de creatina y su claro impacto en el crecimiento muscular a partir de investigaciones anteriores, es pertinente examinar los mecanismos que hacen que el monohidrato de creatina sea tan efectivo y realizar más investigaciones que ayuden a aclarar sus beneficios más amplios y posibles preocupaciones.


Creatine monohydraat

Mecanismos del Monohidrato de Creatina en el Músculo

Almacenes de energía celular y ATP: A nivel celular, la función principal del monohidrato de creatina es reponer ATP (trifosfato de adenosina). El trifosfato de adenosina (ATP) es el único combustible para la contracción muscular. Durante el ejercicio intensivo casi máximo, las reservas de ATP en el músculo se agotarán en menos de 1 segundo. Por lo tanto, el ATP debe resintetizarse continuamente para mantener la función contráctil normal.

Sin una fuente directa para reponer esta moneda energética, el rendimiento puede disminuir. El fosfato de creatina, la forma almacenada de monohidrato de creatina en nuestros músculos, dona su fosfato al difosfato de adenosina agotado (ADP) para regenerar rápidamente el ATP. Esto asegura un suministro constante de energía durante actividades cortas y de alta intensidad.


Retención de agua en los músculos: Un efecto directo notable de la suplementación con monohidrato de creatina es un aumento en el contenido de agua en las células musculares. Este fenómeno, a menudo denominado "volumen celular", puede hacer que los músculos se sientan más llenos. Si bien algunos críticos argumentan que esto significa que el aumento de peso del monohidrato de creatina es solo "peso de agua", esta hidratación intracelular puede aumentar la síntesis de proteínas y reducir la descomposición de las proteínas, lo que podría conducir a ganancias musculares reales.


Más investigaciones sobre los beneficios del monohidrato de creatina

Earnest, CP y otros (1995) - Efectos del monohidrato de creatina en la composición corporal


Descripción general del estudio: Este estudio fue más allá de la fuerza muscular y examinó el impacto del monohidrato de creatina en la composición corporal general durante un período de 28 días en personas que realizan entrenamiento de resistencia.

Recomendaciones: El grupo de monohidrato de creatina, además de una mayor fuerza en los ejercicios de sentadillas y press de banca, mostró ganancias musculares de alrededor de 2,2 libras (1 kg) más que el grupo de placebo. Además, hubo un porcentaje reducido de grasa corporal en el grupo de monohidrato de creatina.

Conclusión Si bien la mayoría de los estudios se han centrado en la fuerza muscular, este estudio destacó el papel del monohidrato de creatina en la mejora de la composición corporal, lo que lo convierte en un recurso potencialmente valioso para quienes buscan aumentar la masa muscular y reducir el porcentaje de grasa.



Greenhaff, PL y otros (1993) - Influencia de la suplementación oral con monohidrato de creatina en la torsión muscular


Descripción general del estudio: Este estudio tuvo como objetivo comprender la influencia del monohidrato de creatina en la fuerza muscular durante el ejercicio intermitente de alta intensidad.

Recomendaciones: Los participantes que se complementaron con monohidrato de creatina mostraron una mayor fuerza muscular después de múltiples series de contracciones de alta intensidad. Este resultado se atribuyó a una mejor recuperación de fosfocreatina después de cada serie.

Conclusión Para los atletas, especialmente aquellos involucrados en deportes que requieren picos repetitivos de esfuerzo (como el fútbol o el baloncesto), el monohidrato de creatina puede mejorar significativamente el rendimiento al permitir una recuperación más rápida entre los juegos.


Monohidrato de creatina más allá del músculo: beneficios cognitivos y neurológicos

Un área de interés en desarrollo es el papel potencial del monohidrato de creatina en la salud del cerebro. El cerebro, a pesar de su tamaño relativamente pequeño, es un órgano que consume mucha energía. Dado que el monohidrato de creatina desempeña un papel fundamental en el metabolismo energético, los investigadores han planteado la hipótesis de que podría tener beneficios neuroprotectores.


Rae, CD y otros (2003): la suplementación con monohidrato de creatina oral mejora el rendimiento cerebral


Descripción general del estudio: En un estudio cruzado, doble ciego, controlado con placebo, los investigadores evaluaron el impacto de la suplementación con monohidrato de creatina en tareas cognitivas que dependían del tiempo o eran cognitivamente exigentes.

Recomendaciones: La suplementación con monohidrato de creatina mejoró el rendimiento en tareas que requerían un procesamiento rápido y preciso. Esto fue especialmente notable en condiciones de privación del sueño.

Conclusión Además de la salud muscular, el monohidrato de creatina puede servir como un complemento valioso para mejorar el rendimiento cognitivo, especialmente en condiciones de estrés o falta de sueño.



A medida que avanzamos en nuestra exploración del monohidrato de creatina, es esencial reconocer que su impacto no se limita solo al músculo. Los beneficios más amplios van desde un mejor rendimiento atlético hasta posibles mejoras cognitivas. Sin embargo, como con todos los suplementos, es vital abordar el monohidrato de creatina con conocimiento, comprender sus matices y reconocer cuándo y cómo usarlo de manera óptima.


Dosis: Consideraciones y Posibles Efectos Secundarios 

Si bien los beneficios del monohidrato de creatina están bien establecidos, la dosis óptima y los posibles efectos secundarios siguen siendo temas comunes de interés y debate, tanto entre los investigadores como entre el público en general.


Comprender la fase de carga

Dosis tradicional: Tradicionalmente, la suplementación con monohidrato de creatina a menudo comienza con una "fase de carga" de 20 gramos por día (dividida en 4 dosis) durante 5 a 7 días, seguida de una "fase de mantenimiento" de 3 a 5 gramos por día. Este enfoque satura rápidamente los músculos, lo que genera beneficios rápidos.


Sin fase de carga: Algunos estudios recientes sugieren que una fase sin carga, en la que los usuarios simplemente consumen de 3 a 5 gramos diarios sin la semana inicial de dosis altas, aún puede lograr una saturación de monohidrato de creatina muscular similar, aunque a un ritmo ligeramente más lento.



Hultman, E. y otros (1996) – Carga de monohidrato de creatina en hombres


Descripción general del estudio: Los investigadores investigaron los efectos de diferentes protocolos de dosificación en los niveles de monohidrato de creatina en el músculo.

Recomendaciones: Aunque la fase de carga condujo a una saciedad más rápida, la suplementación continua en dosis bajas logró niveles de saciedad similares durante un mes.

Conclusión Para aquellos preocupados por las altas dosis de monohidrato de creatina o los posibles efectos secundarios, una fase sin carga ofrece una alternativa viable.


Efectos secundarios y consideraciones

Aunque el monohidrato de creatina generalmente se considera seguro, los posibles efectos secundarios incluyen:

Retención de agua: Como se ha comentado, el monohidrato de creatina puede aumentar el contenido de agua en las células musculares, lo que podría conducir a un ligero aumento de peso. Sin embargo, esto suele ser temporal y no debe confundirse con el aumento de grasa.

Problemas digestivos: Algunas personas pueden experimentar calambres estomacales o diarrea cuando toman grandes dosis de monohidrato de creatina. Dividir la dosis o elegir una fase sin carga puede reducir estos efectos.

Problemas de riñon: Históricamente, ha habido preocupaciones sobre el impacto del monohidrato de creatina en la función renal, especialmente en dosis altas. Sin embargo, múltiples revisiones y estudios no han mostrado efectos adversos sobre la salud renal en individuos sanos. Siempre consulte a un médico si tiene algún problema de salud preexistente.


Monohidrato de creatina: mitos desacreditados

Aunque la popularidad del monohidrato de creatina ha dado lugar a una gran cantidad de investigaciones, también ha dado lugar a mitos. Aquí hay algunos conceptos erróneos comunes desacreditados:


El monohidrato de creatina es un esteroide: Contrariamente a algunas creencias, el monohidrato de creatina no es un esteroide anabólico. Es un compuesto natural que se encuentra en alimentos como la carne roja y el pescado y juega un papel en el metabolismo energético.

Solo funciona para culturistas: Los beneficios del monohidrato de creatina se extienden a todos, desde atletas hasta ancianos. Mejora la producción de energía celular, lo que es beneficioso para diversas actividades e incluso tareas cognitivas.

La suplementación continua conduce a la dependencia: El cuerpo no deja de producir monohidrato de creatina cuando lo tomas como suplemento. Una vez que se detiene la suplementación, los niveles en el cuerpo simplemente regresan a la línea de base después de varias semanas.


Resumiendo los pensamientos sobre el monohidrato de creatina: un poderoso aliado con un potencial ilimitado

En las últimas décadas, el monohidrato de creatina se ha estudiado de cerca, con investigaciones que demuestran constantemente sus beneficios. Desde aumentar la fuerza y ​​el crecimiento muscular, mejorar el rendimiento cognitivo y apoyar potencialmente la salud del cerebro, el monohidrato de creatina está emergiendo como algo más que un suplemento deportivo.


Para aquellos que buscan integrar el monohidrato de creatina en su rutina, es fundamental estar informados. Comprenda los posibles efectos secundarios, tenga en cuenta las consideraciones de dosis y siempre consulte a un profesional de la salud para asegurarse de que se alinee con las necesidades de salud individuales.


A medida que la investigación continúa creciendo en esta área, el tremendo potencial del monohidrato de creatina tanto en el ámbito deportivo como en el de la salud sigue siendo una frontera emocionante, consolidando su posición como uno de los suplementos más impresionantes e influyentes que existen.